Perro Leal Empuja Siempre A Su Dueño En Silla De Ruedas


El humilde zapatero sufre una parálisis de la cintura para abajo, la cual lo obliga a moverse a todas partes en una improvisada silla de ruedas, que es en realidad una parte de una carreta. Con ella va a trabajar todos los días desde su casa, y su leal escudero es quien lo empuja.

El viaje al trabajo dura casi una hora para este hombre de 68 años, pero sabe que no está solo: su can -cuyo nombre no trascendió- se encarga de que siempre llegue. La parálisis que lo afecta se debe a la poliomelitis, que el chino sufrió en su juventud; sus brazos se cansan de empujar las ruedas, pero quien nunca parece cansarse es el perro, que usa sus patas para empujarlo. Lo más extraño es que Fu dice no haberle enseñado nada al perro, que éste lo aprendió solo, prestando atención.

El noble can se pasa todo el día junto a su dueño, lo acompaña, lo cuida e incluso da calor a los pies del anciano en invierno. Fu no duda en alabar a su fiel compañero, y le dedica la más amorosa sonrisa, apelando a palabras sencillas pero de hondo agradecimiento: “Buen perro”.

#??

#??

 

Comentarios

Comentarios

¿Cuál es tu reacción con esta nota?
Love
0
Love
Fail Fail
0
Fail
OMG OMG
0
OMG
Uhhh Uhhh
0
Uhhh
Cute Cute
0
Cute
Geeky Geeky
0
Geeky
Lol Lol
0
Lol
Win Win
0
Win
Wtf Wtf
0
Wtf

log in

reset password

Back to
log in