Martin Laurello, El Hombre Que Giraba La Cabeza 180 Grados ¡Wow!


Se llamaba Martin Laurello y era alemán. Su particularidad aún hoy sigue intrigando a la comunidad científica, y es que, a pesar de disponer de vídeos y fotografías que nos demuestran la singularidad de este hombre, cuesta de creer. El señor Laurello era capaz de girar su cabeza 180º. Y no, no era familia de la niña del exorcista ni estaba endemoniado. Su arte corpóreo y sus excelente cervicales le valieron el poder trabajar en el circo y adquirir gran fama en las atracciones de todo EEUU, allá por los inicios de los felices años 20.

Nació en Nuremberg en 1885, demostrando desde muy temprano una extraña habilidad muy semejante a la de los búhos y lechuzas: girar la cabeza por completo hasta el extremo de poder verse la espalda. Práctico ¿no es así? Bueno, más que práctico era esperpéntico, tanto que no tardó en llamar la atención de una compañía circense. Esos circos ambulantes siempre estaban pendientes de lo más bizarro del ser humano.

Empezó trabajando en varias ferias de atracciones de toda Europa, más tarde entró a formar parte de los famosos circos de Ringling Bros y Barnum & Bailey´s para después ser miembro indispensable de los mejores espectáculos de América. Todos deseaban tener bajo sus carpas al impactante señor Laurello, quien era capaz de desafiar a la muerte siempre que deseaba.

Y es que hemos de recordar que este movimiento acabaría con cualquiera de nosotros en una estrangulación o luxación de las vértebras del cuello más que segura, y ello derivaría de inmediato en un daño irreparable en la médula espinal, con la consecuente parálisis corporal o incluso la muerte. No vale la pena ni intentarlo. Girar la cabeza 180º no es de este mundo. Y sin embargo, Martin Laurello lo hacía. Y lo hacía con total naturalidad, llegando al tranquilo extremo de  apoyar el mentón de la barbilla en su espalda, y  andar hacia delante mientras miraba hacia atrás… Realmente terrorífico. Pero aún hay más, lo creas o no este hombre también podía girar su cintura y el pie derecho 180 grados. Pero… ¿Cómo?

La verdad es que a día de hoy seguimos sin saberlo. Seguimos sin disponer de datos claros de este fantástico fenómeno humano. Únicamente contamos con una breve reseña de un médico estadounidense, el Profesor Nasher, quien escribió esta crónica pequeñísima en la edición dominical del “New York American”:

“Es una notable hazaña acrobática o contorsionista. Notable por su novedad como por el persistente entrenamiento necesario para lograrla.”

Es decir, este médico hablaba únicamente de entrenamiento, pero en realidad no era así. Porque Laurello nació con esta habilidad, y seguramente su cuerpo disponía de algún defecto  – o incluso virtud anatómica – que le permitía ejecutar tales proezas, de hecho, y según mismo explicaba, cuando giraba su cabeza, todo el aire se le cortaba, en otras palabras: no podía respirar. Así que algo ocurría claramente en su constitución física y anatómica. Y recordemos, también giraba todo su cuerpo y su pie derecho… ¿Cómo? simplemente lo hacía, y era algo tan natural que ni se preocupó nunca en buscarle explicación. Laurello era el hombre de la “cabeza giratoria”, y así era como se ganaba la vida. Así nació y vivió hasta el último día de su vida.

¿Y tú? ¿Tienes alguna habilidad curiosa?

Martin Laurello el hombre que giraba la cabeza 180º 

Comentarios

Comentarios

¿Cuál es tu reacción con esta nota?
Fail Fail
0
Fail
Love Love
0
Love
OMG OMG
0
OMG
Uhhh Uhhh
0
Uhhh
Cute Cute
0
Cute
Geeky Geeky
0
Geeky
Lol Lol
0
Lol
Win Win
0
Win
Wtf Wtf
0
Wtf

log in

reset password

Back to
log in