Los Alumnos “Regulares” Terminan Siendo Los Más Exitosos en la Vida


No es típico que al ex-presidente de los EE.UU, George W. Bush lo alaben por sus discursos públicos, pero dijo algo importante y reflexivo el otro día cuando dio un discurso en la Universidad Metodista del Sur.

Dijo:

“A aquellos de ustedes que se estén graduando con honores, premios y distinciones esta tarde, les digo ‘bien hecho’. Y, como me gusta decir a los alumnos “regulares”, ustedes también pueden ser presidente.”

Bush se estaba riendo de sí mismo por tener un rendimiento mediocre en la universidad, al mismo tiempo entregaba perspectiva a los alumnos que se graduaban sin honores ese día. Estaba destacando el hecho de que las notas no determinan el resto de tu existencia, y que la vida está llena de ilimitadas posibilidades.

Independiente de si aprecias a Bush o lo encuentras buen o mal presidente, tiene razón. De hecho hay un gran número de líderes que no rindieron bien en el colegio en algún momento, incluyendo a Albert Einstein, John F. Kennedy, el mismo padre de BushSteve Jobs (nunca terminó la universidad), Bill Gates (nunca terminó la universidad), Mark Zuckerberg (nunca terminó la universidad), etc. La mujer millonaria más joven del mundo, Elizabeth Holmes, quien está revolucionando la medicina, dejó su educación en Stanford para perseguir sus sueños. Richard Branson sufría de dislexia y dejó la escuela a los 15 años.

En palabras simples, a pesar de que recibir una educación es importante, no hay un sólo camino hacia la grandeza.

Como dijo el renombrado astrofísico Neil deGrasse Tyson en un discurso en la Universidad de Massachusetts:

Sus notas, cualesquiera que sean, rápidamente se vuelven irrelevantes en sus vidas. Ni siquiera puedo comenzar a explicarles lo irrelevantes que se vuelven.

Porque en la vida, nadie te preguntará cuáles eran tus notas en la universidad. 

…si las notas significan algo, es lo que fuiste en ese momento – y no te definen por el resto de tu vida. 

La inteligencia se puede concebir de varias maneras, incluso puede ser subjetiva, y los logros académicos no son una manera de medirla. Ser exitoso como estudiante tiene que ver en gran medida con la habilidad que uno tenga para adaptarse a cierto sistema, pero no siempre es la mejor preparación para el mundo.

El carácter, las experiencias y las conexiones de una persona, y no sus notas, definen finalmente la dirección de su vida.

El éxito requiere pasión, perseverancia, inteligencia emocional y la habilidad para entender el valor del fracaso. Esta es la razón por la que hay tantos estudiantes “mediocres o promedio”, personas de las que menos lo esperamos, dirigiendo el mundo. Entienden lo que significa luchar, y muchas veces tienen que vencer más obstáculos de los que los demás se dan cuenta.

Esto no significa que obtener malos resultados en la universidad te garantiza el éxito, sólo significa que tener un buen rendimiento no te garantiza el éxito.

Al final, las notas son sólo números arbitrarios en una página. El logro personal real es producto de hacer cambios observables y altruistas en el mundo real.

Así que, si te acabas de graduar de la escuela o la universidad y no terminaste con honores, no te desesperes. La vida está llena de altos y bajos y, a pesar de que aprendemos mucho en la escuela, la verdadera educación ocurre una vez que hemos dejado la sala de clases.

Nunca dejes de aprender, nunca te rindas y recuerda que siempre hay que disfrutar el viaje de la vida.

Fuente: http://elvasomediolleno.guru

Comentarios

Comentarios

¿Cuál es tu reacción con esta nota?
Fail Fail
0
Fail
Love Love
0
Love
OMG OMG
0
OMG
Uhhh Uhhh
0
Uhhh
Cute Cute
0
Cute
Geeky Geeky
0
Geeky
Lol Lol
0
Lol
Win Win
0
Win
Wtf Wtf
0
Wtf

log in

reset password

Back to
log in