Ella abrazó a su débil hermanita. Lo que pasó después ¡no se lo esperaba nadie!


Durante semanas el mundo seguía con gran expectación el estado de estas gemelas. Lo que pasó con Kairi y Briell Jackson se puede considerar como un auténtico milagro.

Estas chicas nacieron muy prematuras, 12 semanas antes de la fecha prevista para el parto. Su peso alcanzaba, a penas, un kilogramo. El deficiente desarrollo muscular y de sus órganos era muy evidente, por lo que que las posibilidades de sobrevivir para las pequeñitas fueron muy escasas.

Ella abrazó a su débil hermanita. Lo que pasó después ¡no se lo esperaba nadie!

Las hermanas fueron colocadas por separado en una incubadora para el cuidado de los bebés prematuros. El estado de Briell fue mejorando gradualmente, comenzó a subir de peso. En cuanto a Kairi, los médicos dudaban que lograra sobrevivir.

Ella abrazó a su débil hermanita. Lo que pasó después ¡no se lo esperaba nadie!

Unas semanas más tarde sucedió algo completamente inesperado. Una noche Briell empezó a gritar tanto que casi se ahoga, y su pequeño cuerpo se tornó azul, casi cianótico. La enfermera de guardia trató de hacer todo lo que esté en sus manos, para calmar a la bebé, pero sin resultado. La situación se volvía cada vez más complicada. Nadie podía entender por qué la pequeñita lloraba tan desconsolada.

Ella abrazó a su débil hermanita. Lo que pasó después ¡no se lo esperaba nadie!

Muy desesperada, la enfermera Gail Kasparian decidió poner a la niña junto a su hermana. Este proceder estaba prohibido, ya que constituía una violación de las normas médicas, pero la enfermera decidio arriesgarse a hacer lo que el corazón y la intuición le dictaban. Y entonces sucedió algo increíble: Briell inmediatamente se calmó e instintivamente abrazó a su hermana Kairi, que todavía estaba muy débil

Ella abrazó a su débil hermanita. Lo que pasó después ¡no se lo esperaba nadie!

 

Después de esto ocurrió un milagro: el estado de salud de Kairi, pasado un tiempo, se había estabilizado. Día tras día ella aumentaba de peso y pronto alcanzó a su hermana.

Ella abrazó a su débil hermanita. Lo que pasó después ¡no se lo esperaba nadie!

Ahora Kairi y Briell, 20 años después, están a punto de graduarse en la universidad. Al igual que todos los gemelos, pasan mucho tiempo juntas.

En muchas ocasiones, el calor humano — es la mejor medicina que hay. Sobre todo, cuando existe una relación familiar tan estrecha, como entre los gemelos.

Fuente: http://sabiasquep.com

Comentarios

Comentarios

¿Cuál es tu reacción con esta nota?
Love
0
Love
Fail Fail
0
Fail
OMG OMG
0
OMG
Uhhh Uhhh
0
Uhhh
Cute Cute
0
Cute
Geeky Geeky
0
Geeky
Lol Lol
0
Lol
Win Win
0
Win
Wtf Wtf
0
Wtf

log in

reset password

Back to
log in