Esto Hará Que Nunca Más Quieras Limpiar Tus Oídos


¿Es cierto que no debería usar palitos de algodón para limpiar mis oídos?

La respuesta: Si primero te lo dijo tu mamá o tu abuela, definitivamente estaba en lo correcto. Probablemente no deberías poner nada en tu oído más pequeño que tu codo.

Pero para entender por qué no necesitas limpiar con algodón tus oídos, antes debes entender por qué tenemos cera en los oídos en primer lugar. Esa mugre asquerosa, conocida medicamente como cerumen, de hecho está ahí para protegernos.

“El propósito de la cera de los oídos es mantener limpio tu canal auditivo.”

Nos dice Douglas Backous, doctor en medicina, presidente del comité de la audición en la Academia Americana de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (AAO-HNSF las siglas en inglés) y director de cirugía auditiva y craneal en el Instituto Suizo de Neurociencia en Seattle.

Hisopos

La cera del oído no sólo previene que el polvo y la mugre lleguen al tímpano, sino que también tiene ventajas antibacterianas y lubricantes. Esta es una de las muchas maravillas del cuerpo, tus oídos básicamente se limpian por sí solos. Una vez que la cera se seca, cualquier movimiento de tu mandíbula, ya sea masticando el almuerzo o charlando con tus amigos, ayuda a mover la cera vieja fuera de tu oído (como si estuviera subiendo por una escalera mecánica).

El problema, entonces, es cuando pensamos que somos más listos que los sistemas que nuestros cuerpos han tenido desde siempre, y empezamos a toquetear esos oídos llenos de cera. Ese palito de algodón se ve lo suficientemente pequeño, pero de hecho está empujando la cera más adentro de tu oído (después de haberla empujado de la escalera mecánica), donde queda pegada es partes que no se limpian solas.

La cera atrapada conlleva hongos, bacterias y virus acumulados en el oído exterior, lo que potencialmente levaría a dolor e infecciones.

Empujar la cera más adentro también puede bloquear el canal auditivo, llevando a pérdidas en audición, o si la empujas mucho, un tímpano rasgado.

Cada año, unos 12 millones de estadounidenses se acercan a sus doctores con “impactación de cerumen”, una forma algo asquerosa de decir que tienen un serio problema de cera de oídos. Todas esas visitas llevan anualmente a casi 8 millones de procedimientos para remover cera de los oídos, llevado a cabo por médicos profesionales,

Hisopos

Los oídos deben ser limpiados, incluso por un profesional médico, sólo si se sienten llenos o si notas cambios en tu audición que podrían relacionarse a una acumulación de cera.

Sí, sabemos lo que estás pensando con esa mirada de asco: Simplemente no puedes dejar de limpiar tus oídos. Bueno, eso es sólo porque has creado un “círculo vicioso de me pica y me rasco”. Mientras más restriegues la piel de tus oídos, liberas más histamina, que irrita e inflama tu piel, tal como una picadura de mosquito pica más mientras más te rascas. Además, debido a la naturaleza lubricante de la cera, removerla simplemente puede secar tus oídos, motivándote a utilizar más palito de algodón en un intento errado de encontrar alivio.

¿En conclusión?

“Nada bueno resulta de meterse algo en los oídos”

Comentarios

Comentarios

¿Cuál es tu reacción con esta nota?
Love
0
Love
Fail Fail
0
Fail
OMG OMG
0
OMG
Uhhh Uhhh
0
Uhhh
Cute Cute
0
Cute
Geeky Geeky
0
Geeky
Lol Lol
0
Lol
Win Win
0
Win
Wtf Wtf
0
Wtf

log in

reset password

Back to
log in