Este pequeño nos explica en palabras muy simples cómo es el proceso de donación de médula. Conmovedor


“Hay que soplar muy fuerte para que no te duelan los pinchazos. Me ponen la tirita para que no se vaya la sangre… Y listo”. Así explica Daniel, un niño de cuatro años con leucemia, el proceso de donación de médula ósea:

El vídeo fue grabado por un grupo de voluntarios de Unidos por la Médula, que buscan demostrar de manera creíble que donar médula no duele y que no hay que tener miedo a hacerlo, porque puede salvar la vida de muchas personas. Daniel, enfermo desde los 2 años, es el protagonista del vídeo y coopera en esta campaña para aumentar el número de donantes. Y es que apenas uno de cada cuatro pacientes que precisa un trasplante tiene un donante familiar; para el resto, la donación a partir de un donante no emparentado es la única oportunidad de vida y posibilidad de curación.

“Queremos llegar al mayor número de personas para que este mensaje llegue muy lejos y logremos médula para todos”, explican desde Unidos por la Médula. Así es que ya sabes, si quieres ayudarlos, puedes partir por compartir la información.

¿En qué consiste la donación de médula ósea?

La donación de medula ósea se realiza extrayendo, con una jeringuilla, una pequeña cantidad de sangre medular de la parte posterior del hueso de la cadera. Asta extracción se realiza bajo anestesia general o epidural, en el hospital especializado más cercano al domicilio del donante.

La obtención de células madre de sangre periférica requiere administrar 4 ó 5 inyecciones subcutáneas de unas sustancias denominadas factores de crecimiento hematopoyético, que hacen que las células madre de la médula ósea pasen a la sangre. Esta donación no requiere anestesia y se realiza en el hospital especializado más cercano al domicilio del donante.

¿Tiene riesgo la donación?

La donación de médula ósea no conlleva otro riesgo que el de la anestesia. En Tras la extracción puede existir un ligero dolor residual en la zona de punción que desaparece a los pocos días de la donación.

En la donación de progenitores de sangre periférica el único efecto secundario relevante es el dolorimiento generalizado de huesos y músculos (como el de la gripe) que pueden producir los factores de crecimiento hematopoyético, y que desaparece en pocos días. El riesgo derivado de la obtención de estos progenitores es prácticamente nulo.

Fuente: transfusion.granada-almeria.org

Comentarios

Comentarios

¿Cuál es tu reacción con esta nota?
Love
0
Love
Fail Fail
0
Fail
OMG OMG
0
OMG
Uhhh Uhhh
0
Uhhh
Cute Cute
0
Cute
Geeky Geeky
0
Geeky
Lol Lol
0
Lol
Win Win
0
Win
Wtf Wtf
0
Wtf

log in

reset password

Back to
log in