¿Cómo tener una vida larga y saludable?


La dieta es la clave de la longevidad —pero también el sexo, las siestas, el vino y las buenas compañías.

En 2012, Dan Buettner recorrió el mundo para responder una pregunta que, desde Matusalén, ha obsesionado a filósofos y médicos: ¿Por qué en algunas partes del planeta las personas viven mucho más tiempo que otras? Sus viajes lo llevaron a Grecia, Nicaragua y Japón, entre otros lugares. Luego, trajo sus lecciones a Main Street, Estados Unidos.

Desde su casa en Minneapolis, el autor de The Blue Zones Solution: The Revolutionary Plan To Eat And Live Your Way To Lifelong Health (“Zonas azules: Plan revolucionario para comer y vivir a tu manera y tener salud de por vida”) explica por qué los habitantes de la isla griega de Icaria son uno de los grupos más saludables en el orbe; por qué dónde vives y las relaciones que mantienes determinan tu longevidad, y por qué todos deberíamos tener más sexo.

Pregunta obvia: ¿Qué es una “zona azul”?

Es un término para nuestro proyecto, antes que nada, pero ha sido utilizado libremente para describir lugares del mundo donde las personas viven más tiempo. Más específicamente, áreas demográficamente confirmadas y geográficamente definidas, en las que la población está alcanzando los 100 años de edad en proporciones extraordinarias, o bien, tiene una esperanza de vida mayor, o los porcentajes de mortalidad más bajos en la mediana edad.

Háblanos de Icaria, en Grecia, “la isla donde la gente se olvidó de morir”.

Está en el centro del mar Egeo, justo frente a la costa de Turquía, muy cerca de Samos, donde vivíeron Pitágoras y Epicuro. Esta es un área que en gran medida se aisló del resto de la antigua Grecia, incluso de la Grecia moderna, e incubó un conjunto de estilos de vida y una población que vive unos ocho años más que el promedio, con sólo una fracción de la tasa [promedio] de demencia. Por lo tanto, estas personas viven mucho tiempo. Es más, están lúcidos hasta el ultimo momento, mientras que en Estados Unidos alrededor del 50% de los mayores de 85 años sufren de demencia.

La dieta es un elemento clave. ¿Qué se come en Icaria, que tan bueno le ha resultado a su gente?

La dieta tiende a ser la rampa de entrada para una mejor salud. En Icaria, están consumiendo una variante de la dieta mediterránea. Pero son los únicos que comen muchas papas. Su consumo de frijol también es elevado. Tal vez el ingrediente más interesante es la verdura que allá llaman “horta”, que parece el tipo de maleza que se cortaría en los costados de las carreteras. La población de Icaria emplea esa hierba para preparar ensaladas verdes, o como ingrediente que se cuece ligeramente al vapor y se hornea en pasteles. Esta verdura es el alimento que más se relaciona con el envejecimiento saludable.

De acuerdo con el modelo de Icaria, deberíamos tener mucho sexo, consumir vino y dormir mucho. Los griegos tienen esa idea, ¿o no?

Eso no es difícil de vender, ¿verdad? (Risas) Pero es realmente cierto. Si uno hace una siesta 30 minutos al día, cinco días a la semana, la probabilidad de desarrollar enfermedades del corazón es aproximadamente un tercio menor que si se hace fuerza durante toda la tarde. Sabemos que quienes tienen sexo después de los 50 años, cuando menos dos veces por semana, tienen un porcentaje de mortalidad de aproximadamente la mitad del de las personas que no lo practican. Sabemos que los bebedores moderados realmente viven más tiempo que los no bebedores. El vino tiene altos niveles de polifenoles y antioxidantes. El alcohol que contiene también ayuda a reducir los niveles de cortisol, una hormona asociada con el estrés. Si uno bebe un vaso de vino con un menú Icariano, casi se triplica la absorción de los flavonoides. En realidad es mejor tomar un vaso de vino con la comida que un vaso de agua. Lo que no funciona es usar esta bebida para sazonar la carne. (LeeDormir Siestas Puede Aumentar El Aprendizaje, La Memoria, La Atención Y Más)

“Estamos evolutivamente programados mentalmente para buscar grasa, azúcar y sal”.

Estamos obsesionados con el acondicionamiento físico. Pero en Icaria, el ejercicio parece jugar un papel insignificante en la longevidad. ¿Debería cancelar mi membresía del gimnasio?

Ninguna de las ágiles personas nonagenarias y centenarias que conocí hacen ejercicio en la forma en que lo imaginamos, como eso de pasar media hora en una caminadora. El secreto que nos enseñan es la importancia de la propiciar oportunidades para la actividad física en la vida diaria, como cuando plantamos un jardín, pues al hacerlo está implícito que estaremos ahí para regar, deshierbar o cosechar. Y no recurras a la comodidad a través de herramientas mecanizadas. Las casas en Icaria tienen sólo herramientas manuales. El pan se amasa con las manos. La gente vive en un lugar donde cada viaje a la tienda o al trabajo es un paseo. Sé que suena difícil aplicarlo en nuestras vidas. Pero uno puede tomar la decisión de trasladar a su familia de los suburbios a la ciudad, por ejemplo, donde ese tipo de actividad física inconsciente puede reincorporarse a su vida.

RecomendamosEsto Es Lo Que Le Pasa A Tu Cuerpo Cuando Dejas De Comer Azúcar

¿Qué lecciones de vivir en una “zona azul” pueden los lectores llevase a casa?

En primer lugar, tenemos pautas alimentarias que ofrecen una receta clara de lo que deberíamos comer si nos interesa vivir 100 años. En segundo lugar, debemos tener una mirada firme en nuestras redes sociales. Si tus amigos están sentados en el sofá comiendo Doritos, hay una probabilidad del 150% de que lo vas a hacer también. La tercera lección consiste en tener realmente claro tu propósito en la vida. Según Gallop, menos de un tercio de los estadounidenses trabaja en lo que les gusta. Así pues, si tú no estás cumpliendo tu propósito en el trabajo, deberías estar haciéndolo en casa o en actividades extracurriculares o de voluntariado. Voy a añadir una cuarta lección —y esta es algo perturbadora—. Piensa en dónde vives.

Estadísticamente hablando, el lugar donde se vive es la mayor influencia no genética sobre la salud. Si vives en un suburbio cercano a un lugar donde la comida chatarra abunda, no vas a escapar de la nocividad o insalubridad.

Debes haber tenido algunos momentos maravillosos al ir por el mundo hacia esas diferentes zonas azules. ¿Cuál fue el momento de decir “vengan esos cinco”?

La exploración es más que alguien yendo a un lugar y hacer observaciones, lo cual va a vender revistas o libros. Cuando la exploración realmente gana sustento es cuando mejora la experiencia humana, o se suma al conjunto de conocimientos para hacer que nuestra vida sea mejor.

La primera ciudad de Estados Unidos adonde llevamos las observaciones de las zonas azules, y las aplicamos, fue Albert Lee, Minnesota. Al hacerlo, aumentamos la esperanza de vida en razón de tres años, e hicimos disminuir los costos de salud en 40%. Ese fue el gran momento de decir “vengan esos cinco”.

 

Comentarios

Comentarios

¿Cuál es tu reacción con esta nota?
Love
0
Love
Fail Fail
0
Fail
OMG OMG
0
OMG
Uhhh Uhhh
0
Uhhh
Cute Cute
0
Cute
Geeky Geeky
0
Geeky
Lol Lol
0
Lol
Win Win
0
Win
Wtf Wtf
0
Wtf

log in

reset password

Back to
log in