Conocé la historia detrás del desafío de la Ballena Azul


El Desafío de la Ballena Azul tiene en vilo a padres de todo el mundo desde hace semanas, y ayer se comenzaron a conocer supuestos casos en Argentina. Si bien notas periodísticas aseguran que en Rusia -lugar donde se originó el juego- el desafío es responsable de al menos 130 muertes de adolescentes, hay poca evidencia de su existencia.

Las reglas a seguir por los participantes -que se dieron a conocer a través de internet y, por lo tanto, deben ser tomadas con pinzas- son sencillas: cumplir una serie de tareas a lo largo de 50 días. Algunas son triviales, como despertar a las 4.20 de la madrugada o mirar películas de terror, y otras son escalofriantes, como provocarse cortes y mandarle las fotos a un “administrador” del juego. La última regla es saltar de un edificio.

Pero, ¿de dónde salió exactamente esta macabra moda viral?

De la mente de un joven de sólo 21 años. Su nombre es Philipp Budeikin y ya enfrenta cargos en Rusia. Él inventó este desafío que nació en 2015, sin embargo, desde 2013 administraba grupos suicidas en Facebook. No se sabe todavía con precisión de cuántos suicidios es responsable.
Philipp vivía en Solnechnogorsk y estudió 3 años la carrera de psicología, hasta que fue expulsado de la universidad. Gracias a estos tres años de especialización, aprendió los trucos que pueden llegar a trastornar una mente hasta el punto del suicidio.

¿Hay peligro?

Tomando en cuenta la historia y el lugar donde se originó el juego, es poco probable que llegue en su forma original -o en la versión del juego que dieron los medios- a la Argentina, aunque no imposible. El riesgo real es el de contagio: que un adolescente vulnerable se entere de otros suicidios de gente de su edad y decida él también terminar con su vida. Otro peligro es que, debido a la exposición que tuvo el Desafío de la Ballena Azul, alguien quiera crear su propia versión, y la lleve a cabo en nuestro país.

Si bien todavía está en duda que los casos registrados estén ligados al juego, no está de más prevenir. La agencia EFE dio además algunos consejos que pueden dar indicios de sobre si un adolescente está participando del desafío o de algún juego peligroso:

  • Alteraciones de conducta
  • Cambios en los vínculos habituales o círculos de amistades
  • Alteración del sueño
  • Consumo de sustancias
  • Cualquier otra conducta fuera de la habitual (el reto por ejemplo exige cambiar de religión y tomarse una serie de fotografías)
  • Reciben mensajes para sumarse a grupos cerrados en redes como Facebook y Twitter
  • Preguntan por las ballenas azules
  • Dibujan una ballena en un papel
  • Cortarse los labios o la mano
  • Pasar 24 horas sin dormir viendo películas de terror

Por último, hay que tener en cuenta que para evitar el pánico y para prevenir incidentes de este tipo lo más efectivo es que los padres hablen con sus hijos, y estén atentos a su estado de ánimo. No podemos estar seguros de que se esté jugando a La Ballena Azul en la Argentina, pero sí de que los adolescentes son muy influenciables, y la sobreexposición a noticias sobre suicidios puede terminar en una tragedia.

Fuente: http://www.taringa.net/http://www.mdzol.com

Foto: http://www.perfil.com

 

Comentarios

Comentarios

¿Cuál es tu reacción con esta nota?
Fail Fail
0
Fail
Love Love
0
Love
OMG OMG
0
OMG
Uhhh Uhhh
0
Uhhh
Cute Cute
0
Cute
Geeky Geeky
0
Geeky
Lol Lol
0
Lol
Win Win
0
Win
Wtf Wtf
0
Wtf

log in

reset password

Back to
log in